Las pruebas de penetración en un punto en el tiempo ganaron fuerza cuando las actualizaciones de software se enviaron anualmente o trimestralmente y se convirtieron en el estándar, impulsado por las regulaciones de cumplimiento tales como PCI-DSS, SOX y HIPAA. Sin embargo, la última evolución en el ciclo de vida del desarrollo de software ha resultado en actualizaciones y mejoras continuas e incesantes.